Trombosis arterial

Una trombosis es un coágulo que se produce en el canal circulatorio por tres causas principales:

- Porque existe una lesión en la pared interna de una vaso sanguíneo

- Porque disminuye la velocidad de la circulación sanguínea

- Por alteración de los propios elementos que regulan la fluidez de la sangre o porque han entrado elementos extraños en el torrente circulatorio, rompiéndose el equilibrio o homeostasis.

La trombosis puede ser arterial o venosa en función de su situación en los vasos arteriales o venosos. La trombosis arterial es la que se produce en las arterias.

La embolia es la consecuencia de la trombosis como migración del trombo desde su lugar de origen por el canal circulatorio. Teniendo en cuenta la distinta función de los vasos sanguíneos, la embolia que se produce en vasos arteriales, que llevan la sangre del corazón a los distintos órganos y partes del cuerpo humano, resulta, entonces, que la embolia en el circuito arterial es en principio más grave que la del circuito venoso, porque la sangre arterial no llega a los tejidos que se infartan o sufren isquemia (falta de riego necesario). Pero, aunque la gravedad de la embolia venosa parece menor, ésta viene dada porque aunque el coágulo se desprenda, por ejemplo, en las extremidades inferiores, éste puede hacer camino desde la vena de las extremidades hacia la vena o la arteria pulmonar y ocasionar problemas respiratorios o la muerte súbita.

 

volver atrás
Enlaces:   Consulta médica autorizada por la Generalitat de Catalunya   Web Médica Acreditada. Ver más información               Doctoralia es la plataforma líder mundial que conecta profesionales de la salud con pacientes, transformando y mejorando la relación entre ellos           
Aviso Legal